TIJUANA, MARZO 19, 2019.- Un niño de 6 años de edad ingirió dulces conocidos como gomita de azucar, contaminados con cannabis, una droga que en niños puede producir falla cardiaca o incluso la muerte.

El Director del Hospital General, Clemente Zúñiga informó que 24 horas antes arribó el paciente y los familiares que refirieron que había ingerido los dulces gelatinosos aparentemente impregnados de marihuana.

Los médicos sin dudarlo le realizaron de inmediato un lavado gástrico en tanto se observaba la conducta del menor que llegó soñoliento. El paciente reacción muy bien al tratamiento en tanto se vigilaba sus reacción ya que la ingestión de un cannabinoide puede estar acompañado de depresión del sistema respiratorio o cardiaco.

Sin embargo esto no ocurrió por lo que fue dado de alta.

Los síntomas de la intoxicación por cannabis incluyen: náuseas, vómitos, sequedad de boca, sed, palidez, aumento de la temperatura por encima de la temperatura corporal normal, dilatación anormal de la pupila con inmovilización e incluso en forma crónica los niños llegan a requerir ventilación mecánica, pueden cursar un coma o disminución importante del nivel de conciencia.

El médico afirmó que la vigilancia de este paciente fue muy estrecha, al margen del caso policial que esto implica y destacó que los médicos no pudieron ser informados acerca de la concentración de la droga por falta de referencia de los padres.

Sus efectos comienzan a ser aparentes en una hora, alcanza el máximo a las 2 a 3 horas y con una duración de 5 horas, aproximadamente. La sustancia se metaboliza casi en su totalidad en el hígado y los metabolitos se excretan por orina y heces fecales (pueden eliminarse durante uno a siete días tras el consumo agudo y 10 a 30 días si es crónico.

A pesar de que el niño fue dado de alta, el caso jurídico policial tendrá que seguir su curso por las autoridades correspondientes.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here