TIJUANA, ABRIL 28, 2021.-A la redacción de este medio llegó la información, ya confirmada que de la oficina del gobernador Jaime Bonilla le exhortaron a presentar una denuncia contra quien resultara responsable, por las acusaciones en el sentido de que se estaban alterando documentos en su dependencia, para “favorecer” la expropiación del Club Campestre.

 

Armando Lares, contrario a su deber como funcionario al frente del Registro Público de la Propiedad y del Comercio no lo hizo y mejor decidió solicitar renuncia a su puesto de alta responsabilidad.

En el documento se explica que en el Gobierno del Estado, querían que quedara claro y por escrito, que la expropiación del Club Campestre se ha hecho bajo el marco de la ley y que no se iba a permitir difamaciones al respecto pues obra en libros todos y cada uno de los documentos oficiales que sustentan las acciones de la Secretaría General en torno a la jurídicamente posible expropiación.

A pesar de ello, el exfuncionario se negó a interponer dicha denuncia ante la Fiscalía General del Estado, argumentando que -dice el documento- este hecho lo enfrentaría con personas “muy poderosas” y que temía por la integridad física de él y su familia.

Por tanto decidió por su propia cuenta firmar su renuncia.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here