TIJUANA, MAYO 18,  2021.- Ante la presencia del fenómeno climatológico “El Niño” sobre el pacífico tropical, la dirección de Protección Civil Municipal informó que existe un 80 por ciento de probabilidad de un estado neutral ENSO (modo natural de variabilidad del sistema climático acoplado océano-atmósfera y surge de las interacciones aire-mar) durante los meses de mayo a julio.

 

Este estado neutro no afectará las temperaturas oceánicas, favoreciendo así con precipitaciones en la temporada invernal de este 2021, estación en que ocurren la mayor parte de las lluvias en esta región fronteriza; sin embargo, también durante el verano existe probabilidad de que se registren temperaturas altas a extremas, por ello, es importante prevenir a la población.

Al considerarse el estado de Baja California como una zona árida, pero que recibe entre 250 y 280 milímetros de lluvia al año, de acuerdo al Monitor de Sequía de México (MSM), Tijuana pasa por una intensidad de sequía de anormalmente seco, es decir, que prevalecerá una aridez moderada en la que puede persistir déficit de agua. Pueden no recuperarse completamente pastos o cultivos, así como el riesgo de incendios es alto.

La dirección de Protección Civil Municipal indica que durante la temporada de verano, es decir, entre julio y agosto, el impacto de sequía moderada podrá sentirse en quienes proveen agua a la ciudad, por lo que es necesario promover programas del cuidado, regulación y consumo del vital líquido para evitar desabasto generalizado en la ciudad.

En cuanto a las temperaturas máximas esperadas para el verano, según los pronósticos climatológicos por la entrada del fenómeno “El Niño”, serán muy cercanas a las normales de 25.2º centígrados y mínimas de 18.7 grados centígrados, pero puede variar dependiendo la zona en la que habiten como costa o valle.

El pronóstico de temperaturas extremas no sólo se presenta en verano, sino también pueden impactar otras condiciones cortas como Santa Ana que predominan en otoño y primavera, las que podrían afectar la salud e integridad física de la población, trayendo efectos de alergias, deshidratación, insolación, entre otros padecimientos comunes.

Cabe mencionar que de acuerdo al Monitor de Sequía México, la última ocasión que Tijuana registró una sequía extrema fue de febrero de 2014 a enero de 2017; mientras que, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) advierte que 87.7 por ciento de Baja California tiene una condición anormalmente seca, en tanto que 11.9 sufre de sequía moderada.

Hasta el 30 de abril, a nivel nacional, los 31 estados del país presentan algún nivel de sequía entre anormalmente seco y sequía excepcional, donde nueve estados sufren la problemática más severa como Sonora, con 32 de 72 municipios con sequía extrema; Chihuahua, con 11 de 67 municipios; Coahuila con nueve de 38; Durango, con 29 de 39; Zacatecas, con 16 de 58; Michoacán, con 71 de 113; Nuevo León, con 27 de 51; Sinaloa, con 12 de 18, y Tamaulipas, con cuatro de 43 municipios.

Ante la falta de lluvias, algunos estados de la frontera norte ya presentan sequía excepcional, por lo que solicitaron la declaratoria de emergencia, como: Sonora, Coahuila y Tamaulipas; mientras que ya se atiende al estado de Durango y están a la espera Sinaloa, Baja California Sur y Chihuahua.

Para mitigar los efectos de la sequía moderada en la ciudad, Protección Civil Municipal exhorta a la población a no quemar basura o pastizales, a no encender fogatas, no tirar colillas de cigarro, evitar desperdicio de agua y cuidar el consumo, por lo que las familias deberán tomar medidas para la conservación y uso del vital líquido.

De igual forma es importante protegerse de los cambios bruscos de temperatura, evitar actividades físicas de trabajo o deportivas extenuantes al aire libre, permanecer en espacios frescos el mayor tiempo posible, procurar espacios que tengan ventilación, aire acondicionado, por lo menos algunas horas del día.

Asimismo, la dependencia llama para proteger la salud de las personas. Se recomienda tomar abundantes líquidos, preferentemente agua, evitando las bebidas alcohólicas o con cafeína en exceso; utilizar ropa ligera, floja y de colores claros. Usar bloqueador solar en áreas expuestas de la piel al sol, uso de lentes para el sol, sombrero o sombrilla para protegerse de los efectos que causan los rayos ultravioleta; nunca dejar a personas de la tercera edad, niños o mascotas desatendidos al interior de vehículos o viviendas.

También es importante que la población no se meta a nadar a las aguas de las presas Abelardo L. Rodríguez y El Carrizo, ya que no son centros de esparcimiento acuático, por lo que está prohibido introducirse a sus cauces; además, es necesario atender las indicaciones que se den en la zona de playas por parte de la Dirección de Bomberos, Policía Municipal y autoridades de la Delegación Playas de Tijuana y seguir recomendaciones de las autoridades de Salud.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here