PLAYAS DE ROSARITO, OCTUBRE 18, 2020.- El estadounidense Edwin (N) señaló en Sindicatura Municipal al policía Edgar Ulises (N) como responsable de haberle exigido 400 dólares por “traer apagadas las luces de su auto” y cuando el afectado se fue para “buscar el dinero” el policía ya se había llevado el vehículo.

El reporte de robo fue interpuesto días después de los hechos acontecidos el pasado 10 de octubre del año en curso. La policía se dio a la búsqueda del automóvil robado que efectivamente localizarían más tarde en tanto la parte reportante presentaría la denuncia días después, el 15 de octubre.

El jefe y sub jefe del Sector Tránsito procedieron a suspender al elemento en espera de que el ministerio público solicitara su comparecencia ante las acusaciones en su contra. Así no volvió a su motocicleta y habría sido asignado a un crucero para dirigir el tránsito, sin la autorización para abordar a ningún ciudadano.

La instrucción del Secretario de Seguridad Francisco Javier Arellano fue tajante: “colaborar con las autoridades ministeriales y Sindicatura Municipal ante la denuncia interpuesta por el ciudadano hasta llegar a esclarecer los señalamientos”.

Trascendió que la autoridad recibió testimoniales del oficial en momento del abandono de sus funciones para aparentemente manejar el automóvil referido un Jeep Cherokee de color azul, objeto del reclamado robo.

Igualmente en un Acta Administrativa elaborada por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal, en contra del oficial se especifica que Edgar Ulises (N) abandonó el turno, sin notificar a sus superiores precisamente aquel 15 de octubre cuando se hizo formal la denuncia presentada por el afectado.

Curiosamente, el ISSSTECALI, Clínica Rosarito extendió un certificado de incapacidad en favor del oficial al que le autorizaron 7 días a partir del 15 de octubre, sin especificar enfermedad o motivo con lo que “legalmente” justificar su ausencia bajo la aparente firma del Director Rafaél Pérez Saucedo y el Medico Tratante: Héctor Steve Sailva Acevedo, ambos firman con tinta azul en tanto que el documento fue presuntamente elaborado el mismo 15 de octubre del 2020.En manos de la Sindicatura Procuradora está este penoso asunto así como de la Fiscalía de Justicia de Baja California.

Cabe hacer mención en en Sindicatura Procuradora Municipal existe un procedimiento contra el mismo oficial que en año 2015 no presentó declaración patrimonial por lo que la titular del Departamento de Situación Patrimonial del VI Ayuntamiento, en ese entonces Marisol Edith Toscano Díaz denuncia que este servidor público no presentó declaración, siendo este un requisito indispensable.

Indicando el imputado que “se le olvidó entregarla al tener problemas familiares”, como obra en lo actuado.

El Síndico José Luis Zazueta Pérez está en la mejor disposición de trabajar con las autoridades policíacas y ministeriales en la resolución de esta denuncia que se ha presentado con bases y documentales que refuerzan lo dicho por el afectado.

 

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here