MEXICALI, SEPTIEMBRE 5, 2021.- “Celebro como representante popular, el anuncio de nuestro presidente de la República de iniciar en Baja California el proceso de legalización de miles de autos chocolate que circulan por la franja fronteriza, para acabar con un problema grave de inseguridad pública, incertidumbre y de desvió de recursos de los bolsillos del pueblo a trinqueteros y corruptos”, indicó el diputado Manuel Guerrero Luna.

Agregó al presentar en sesión de Pleno un posicionamiento relativo a este tema, que ahora los recursos del pueblo irán en beneficio del mismo pueblo para obras públicas, como son: pavimentar calles, combatir la contaminación, fomentar la economía en todos los aspectos, e invertirlo en las necesidades apremiantes de las escuelas, para el bienestar de las familias de escasos recursos.

“Celebro que el presidente Andrés Manuel López obrador, inicie por Baja California esta trascendental acción de gobierno, como lo es acabar con la impunidad y la corrupción”, destacó el legislador.

Luego expuso que, el problema de los vehículos automotores que circulan de manera ilegal principalmente por la franja fronteriza del país, con placas de Estados Unidos de Norteamérica y otros sin ellas, tiene muchas décadas y viene desde la época del gobierno de corrupción del expresidente Salinas de Gortari, en la cual, no se le dio solución a esta problemática del pueblo de México.

Al principio del problema, muchas familias de escasos recursos se vieron en la necesidad de utilizarlos sin legalizar su circulación y estancia en el país, puesto que por lo general eran personas desempleadas que se dedicaban al comercio informal para el sustento de sus familias, subrayó.

Según expuso el legislador, durante décadas y sexenios por la condición de ilegalidad de sus autos, los dueños de estos, fueron molestados por las autoridades y ningún gobierno los apoyó y ni les dio solución a sus problemas, en cambio fueron extorsionados por policías corruptos que les pedían dádivas para no llevar sus autos al corralón y decomisarlos.

Así mismo, dijo nacieron una serie de asociaciones que les vendían una supuesta y jurídica protección en busca de solucionar su problema, y con el pago de una cantidad suficiente les otorgaban engomados y placas falsas de impunidad. Y se dice por parte del pueblo que estos organismos se “mochaban” con las autoridades centrales para no ser molestados, generando de esta manera un gran hilo de corrupción.

“Lo cierto es, que los propietarios de “autos chocolates”, fueron víctimas de la corrupción con sus aportaciones, y las extorciones hicieron multimillonarios a funcionarios corruptos de todos los niveles, siendo durante mucho tiempo sangrados en su economía familiar”, puntualizó.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here